Tiendas de consumo masivo alocan a limeñitos

h-m-personas-durimiendo-en-joc_F5RN6QF-jpg_654x469
Así que H&M llegó a Perú…solo necesitas una cantimplora, una cuchilla y un pedernal.

Cuando nos ponemos a analizar la llegada de estas mega corporaciones textiles como Zara, Forever21 y H&M a nuestro país, saltan muchos puntos a favor y en contra creando un movimiento ideo-socio-económico cargado de memes en redes sociales y de mucha gente indignada (Oh my dog! Pof!). En un extremo tenemos a los fanáticos desenfrenados de la novedad, esos que se alocan hasta porque Chibolín puso un circo nuevo y, por el otro lado tenemos a los nacionalistas analíticos que creen que el Perú no necesita de nadie de afuera para desarrollarse. Lo que se necesita, amigos, es equilibrio.
Veamos primero entonces, lo malo de estas empresas: Al entrar a nuestro país con la capacidad de inversión que tienen para infraestructura y publicidad, con esos diseños que son totalmente tendencia (Acá no hablamos de calidad, que de más está decir que no es muy buena ya que es ropa creada para ser reemplazada rápidamente por la tendencia del día siguiente. “Lávame y verás”) y con esos precios súper bajos (solo de H&M y forever) que compiten directo con Gamarra, dejan al mercado emergente nacional tambaleándose en la cuerda floja. ¿Y por qué?! Pues porque en este país rico en materia prima de altos estándares, no hay cultura de preferir calidad antes que precio, y a parte, porque seguimos con esa mentalidad noventera de que lo bueno solo viene de afuera. Ahí tenemos dos problemas muy grandes, la competencia injusta y la falta de aprecio a lo nuestro. Otro punto negativo está en la mercadería que llega a nuestro país, que mucha de ella son stock de temporadas pasadas que sobraron en Europa.
– “¿Y ahora que hacemos con todas estas sobras? Revendámoslas al precio original o mayor en algún país tercermundista…ellos ni cuenta se darán.”
Y lo digo porque en la inauguración de H&M hubo gente que decían que esa ropa la habían visto afuera el año pasado o más atrás. Por mi lado les puedo decir que en enero del 2014 compré un saco en rematazo en Zara a 40 Euros en Madrid y luego ese mismo estaba aquí en Julio siendo vendido a más de S/.400 soles.
Creo que si estas marcas con la capacidad de producción que tienen, podrían hacer colecciones especiales para cada hemisferio, no solo traer lo que ya se usó en el H.Norte.
Finalmente, el Estado debería ponerse un poco más “pesadito” con la entrada de estas empresas a nuestro país y ver la manera de apoyar más al mercado nacional y al independiente dándole ciertas facilidades y beneficios, ya que la modalidad del “chorreo” ya no es la que necesitamos para el desarrollo, estamos muy aptos para prender el motor de la economía peruana de manera invertida…Y el estado lo sabe muy bien! Al igual que sabe que la competencia desigual, a la larga, solo hará que todos los peruanos que pensaron en emprender un negocio terminen trabajando para aquellas empresas gigantescas porque simplemente no pudieron competir.

Los puntos a favor: Esta nueva competencia presiona al desarrollo de la moda en nuestro país con respecto a diseño, las marcas peruanas se esforzarán más por darnos mejores propuestas porque tendrán que diferenciarse si es que no quieren morir en el camino. También se crea más cultura de moda, ya que el buen gusto también puede ser consumido por la masa. Acostumbran al ojo peruano a que lo que pensaban que era especial (O sea, lo que ofrecían las marcas independientes, las cuales muchas de ellas copiaban de estas grandes marcas), sea lo del día a día, amaestrando al mercado de tal forma que le permita a los diseñadores peruanos a ser creativos en serio.
h-m-personas-durimiendo-en-joc-jpg_654x469
Ha sido realmente interesante ver como un muy buen marketing puede Lograr lo que el de H&M ha logrado estos días, Y no negaré que yo compro a veces en esos lugares, es más, mi sombrero negro icónico es de esa tienda. Pero gente, hay que estar conscientes de esta situación y no entregar nuestras mentes con las patas abiertas a cualquiera. Han puesto una tienda de consumo masivo más, que va a estar ahí años y en donde se renovará la mercadería siempre, no es que de pronto aterrizo el Halcón Milenario de Star Wars en Perú y que Chewbacca estaría ahí para tomarse fotos con los primeros de la cola. Igual cada uno es libre de hacer lo que le emocione, pero no diosifiquen por las puras, ni se dejen manipular.

Y ya que estamos con este tema, dejaré este comic por aquí…
Web

Comments

comments

5 Comments

  1. Mucha razón tienes, lo mismo pasa en México, han abierto muchísimas nuevas tiendas de Grupo Inditex, sobre todo de Stradivarius; debo decir que me agrada la idea de nuevas tiendas porque la verdad es que a mí también me gusta comprar en ellas pero como dices, son tan poderosas para promocionarse que las empresas mexicanas se quedan rezagadas en comparación.

  2. A mi no me parece que la calidad de H&M sea para nada mala, es mi tienda de cabecera, aquí en Europa, que es donde yo vivo y muchas de mis prendas que llevan más de 5 lavadas siguen perfectas. Estoy consciente que al Perú va a llegar mínimo una temporada atrasada, pues en Europa SIEMPRE están una temporada por delante y ya que la mayoría de tendencias vienen de ahí, no creo que sea posible que ahorita en el invierno de Perú tengan lo que recién viene en unos meses a Europa. Para muchas chicas en Perú que no pueden darse el lujo de viajar a comprar al extranjero me parece genial la llegada de H&M, además que los precios si son cómodos, en Zara por el contrario el precio es excesivo, cuando al final todos sabemos que el explote en las fabricas, el sueldo y la calidad es la misma.

  3. A mi tampoco me parece mala la llegada de H&M, siempre que viajo voy de cabeza a esa tienda a comprar cosas específicas que sé que solo consigo ahí y a buen precio. Por eso mi post muestra los dos lados de la moneda.

  4. Hola, Alessandra. Me parece genial que hagas un análisis de los pro y los contras del ingreso de estas marcas al país. Lamentablemente no todos son imparciales y directos a la hora de opinar, a pesar de comprarle a estas mismas tiendas. Lo cual, siendo bloggers es importante, pues algunos los consideramos como líderes de opinión y fuente de información.
    Haters y gustos aparte. Creo que el punto aquí es que compremos con inteligencia, que tengamos claro qué opciones tenemos, qué estamos adquiriendo y de quiénes. No somos ovejas para seguir al rebaño.

Leave a Reply

(*) Required, Your email will not be published