La verdad de la relación Marca-Blogger-Tú

les creemosLes ha pasado que llevan bastante tiempo siguiendo a un blogger y de pronto se dan con la sorpresa que en uno de sus posts les está aconsejando algo que jamás pensaron que, este blogger que seguían a diario, podría aconsejarles?

Si regresamos al inicio de los Blogger-Tiempos, recordamos que todo blogger que aparecía, lo hacía porque quería escribir y mostrar cosas que realmente le interesaban, así otras personas con los mismos intereses, lo leían y bueno, marcas con la necesidad de satisfacer estos intereses, se unían al plan. Pero ¿Qué pasó entonces en el camino que muchos bloggers de pronto pasaron de mostrarte productos súper geniales a querer venderte algo tan convencional y sin relevancia como jabones o pasta de dientes? Pues la respuesta es “MONEY”.
¡Me siento engañado! Ustedes dirán, pero no. La verdad acá es que todos tenemos que vivir de algo. Así que mientras el blogger se siga manteniendo real y original, así venga a venderte detergente, Todo bien! Pero claro, lo mínimo que esperamos es que ese blogger en serio lave su ropa con ese producto del cual te habla maravillas.

Quizás te interese leer: LA VERDAD DETRÁS DE LA MODA

El problema empieza cuando el factor dinero es lo único que interesa. ¿Y POR QUÉ?
Pues un blogger que no ve este trabajo con “Ojitos de amor” (Ya ya..no encontré otra descripción), no siente cariño ni por las marcas que promueve ni por la gente que los sigue, haciendo que, lamentablemente, su lectoría caiga.

Pero un blogger debe seguir alimentándose…pero…si nadie lo lee…¿Cómo hace?
Pues compra seguidores, cosa que se ha vuelto muy común en Instagram por ejemplo. Así el individuo puede decir “Ah! Pero mi blog es súper conocido, mira tengo 50k seguidores en instagram”. Ok, 50mil seguidores y 50 likes por foto. ¿Medio raro no creen?

Es lamentable, pero acá el blogger termina siendo una especie de estafador para la marca, ya que ésta le paga cierto monto para que supuestamente sus productos los vean tal cantidad de personas y falso, porque la mayoría eran seguidores fantasma.
Así que esto va para las marcas. No se dejen engañar, hagan un análisis real del blogger, de sus seguidores, de sus vistas en el blog, de la respuesta en sus publicaciones, para que puedan llegar a un acuerdo que sea justo para ambas partes. Por otro lado, tampoco crean que el marketing de sus marcas depende del blogger, nosotros somos un buen canal de comunicación, pero no una estrategia completa.

Si tratamos de imaginar el panorama ideal para las 3 partes sería algo así: Si yo soy un blogger súper deportista, consigo un auspicio de una marca deportiva que me encante y que sé que a mis lectores también les va a encantar porque es buena. Así comparto con ellos mis experiencias de vida de la mano de esta marca que apoya algo que amo. Tarán! Todos felices!
Pero sería totalmente distinto si me consigo el auspicio de una marca deportiva si odio el deporte y solo voy al parque a hacer la finta de una pose deportiva, tomarme la foto y decirles a ustedes “Uf! Acá sacándome el ancho con mis nuevas zapatillas de tal marca”. Ahí es cuando se genera el engaño.

Ustedes también deben aprender a darse cuenta de si lo que les están promocionando, es algo que el blogger en serio cree que vale la pena compartir, ya que si ésto es mostrado SOLAMENTE porque hay un pago por detrás, puede que al final ustedes y nadie más que ustedes, sean los que resulten adquiriendo un mal producto y pasando una mala experiencia.

Comments

comments

7 Comments

Leave a Reply

(*) Required, Your email will not be published