Inspiramais Verano 2019


Estamos cómodos diciendo que no se pueden hacer ciertas cosas porque nos encontramos en crisis. Pero ESTE AÑO NO HABLAREMOS DE CRISIS.

Cuando pensamos en moda, es probable que las primeras ideas en venir a nuestras cabezas sean glamurosas y un poco vanales pero, si indagamos un poco más, nos daremos cuenta que es todo lo contrario y que en verdad la moda es pura innovación, tecnología e investigación.
En Enero tuve la oportunidad de asistir a la feria Inspiramais en Sao Paulo, feria donde se presentan nuevos insumos y técnicas para el desarrollo textil y de calzado provenientes de Brasil.
Una cosa que me llamó más que nada la atención, más que los insumos en sí, fue el desarrollo de las tendencias en el mercado. Si son diseñadores de moda como yo, tomen nota, ya que esto los ayudará a saber cómo diseñar para las nuevas temporadas.

Pero primero, lo primero. Y es que para saber que le damos al público, tenemos que saber qué es lo que la persona NECESITA. Si queremos que nuestra colección funcione, partamos de cubrir necesidades, la moda es 50% cálculo y 50% emoción. Otro punto que debemos tener en cuenta, es que el mercado de hoy en día, no solo se fija en precio y calidad, éste exige respeto al medio ambiente y al trabajador.


Luego de tener esta idea clara, debemos repartir nuestra colección en 3 partes. El 10% que debe estar conformado por diseños extraordinarios guiados por las tendencias más nuevas, el cual le dará estatus a tu marca y que será consumido solo por el 10% de tu mercado, los famosos “Early adopters”. El 30% donde estarán los diseños de mediana complejidad, con tendencias que el primer 10% ya dejó de utilizar, pero que ese siguiente 30% se muere por lucir ese año. Y finalmente, el 60%, lo masivo, fácil y práctico de hacer. Aquí debes tomar en cuenta que todo lo que entre en este porcentaje, no te debe tomar mucho tiempo en producción, ya que es aquí donde debemos achicar costos para hacer de nuestra colección algo muy rentable y fácil de consumir. Este 60% normalmente consume las tendencias del 10%, dos años después.


Ahora que sabemos cómo repartir nuestra creatividad combinada con ciertas tendencias, para qué público y en qué momentos, podemos pasar a revisar qué se viene para el 2019.

Hay dos pilares para que la moda funcione, y es que esta tiene que ser tecnológica y sostenible. Partiendo de esto, se ha impuesto que el producto permanezca. Hay que impulsar la no caducidad del producto, tenemos que poder usar las cosas hasta que estas se requieran. Impulsar la idea de cambio e inspirar está en nosotros, los que creamos moda y los que la usamos. Partiendo de esto, dos aspectos que tendremos muy presentes para el 2019 son lo ATÓMICO (Apariencia viscosa, brillante) y lo DINÁMICO (Transformación, protección, mutación). Estaremos trabajando mucho más en el “Outwear”, que es lo que nos protege, y que al ser la prenda más vista de un atuendo, podemos darle más valor agregado y una identidad más fuerte a comparación de los interiores que serán más básicos.
Con esto se viene el movimiento del Neo Concretismo. ¿Y qué significa? Pues trata de traer cosas del arte que pueden funcionar para la vida, estilo Bauhaus, que tiene toda esta idea de función y reacción.

Estamos en un momento donde tenemos que provocar, salir de la comodidad de no poder hacer por culpa de la crisis social y económica que hemos vivido estos últimos años. Está en nosotros el hacer que la industria de la moda en Latinoamérica no muera o se pierda. Y como dijo hace poco Walter Rodriguez, una de las grandes mentes detrás del desarrollo de la moda brasilera: “Los latinos tenemos todo el potencial de crear y vivir de eso…Únicamente si creamos y cobramos por eso”.

Comments

comments

Leave a Reply

(*) Required, Your email will not be published